El 65% de los camiones españoles supera los 10 años de antigüedad

FTE: CADENADESUMINISTRO.ES – 19/07/2016

IMAGEN: TODOTRANSPORTE.COM

Los datos del Informe Anual 2015 de Anfac reflejan que el parque nacional de camiones sigue envejeciendo a pasos agigantados.

El 65% de los camiones españoles, incluyendo vehículos ligeros y pesados, superaba los 10 años de antigüedad a cierre de 2015, según recoge el Informe Anual 2015 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Anfac, que ha sido presentado a mediados de este mes de julio.

Los datos del informe reflejan el envejecimiento del parque de vehículos nacional, tanto de camiones como de turismos, autobuses y tractores industriales, si bien es el segmento del transporte de mercancías el que un mayor porcentaje de vehículos superan los 10 años con respecto al total.

En el segmento de turismos, un 57,8% supera la década, mientras que en los autobuses y autocares esta cuota se reduce al 54,3% y en los tractores industriales hasta el 42,1%.

El documento de Anfac pone de manifiesto que el parque actual de camiones es más viejo de lo que reflejan los datos de Fomento, que apuntan a una edad media en 2015 de 7,7 años en las tractoras, de 11,9 años en los rígidos y de 9,5 años en los ligeros. Esto se debe a que las nuevas matriculaciones permiten bajar la media de todo el segmento, pero la gran mayoría de los camiones siguen envejeciendo.

De hecho, en el año 2007, la cuota de camiones de más de 10 años sobre el total que circula por las carreteras españolas era del 39,2% la más baja desde el 36,9% registrado en el ejercicio 1998. Debido al inicio de las crisis económica, este porcentaje ha ido en aumento durante los últimos ocho años.

Tomando como referencia los registros de Fomento, que apuntan a 317.381 vehículos pesados y ligeros a 4 de julio de 2016, según el Registro General de Empresas de Transporte por Carretera, más de 200.000 camiones de más de 10 años están circulando actualmente por las carreteras españolas.

En este contexto, el sector del transporte por carretera español sigue esperando la apertura del Plan Pima Transporte, una línea de financiación de 1.200 millones de euros que ayudará a renovar el parque nacional, un aspecto clave para mejorar la seguridad vial en las carreteras españolas.