El PP propondrá bajar los impuestos de los carburantes “si la situación económica mejora”

Fte. Todo Transporte ed. digital 19/11/2015

El PP asegura que en la próxima legislatura, “si la situación económica mejora”, propondrá bajadas de impuestos para el sector de los hidrocarburos para hacerlos “más competitivos”. Así lo ha asegurado recientemente el diputado Guillermo Mariscal en un acto organizado en Madrid por la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (CEEES).

Durante su intervención en la jornada “Propuestas para el futuro del sector de los hidrocarburos y de las estaciones de servicio”, el diputado popular ha anunciado que la intención de su partido pasa por “reducir la fiscalidad de la energía en la próxima legislatura para hacerla más competitiva” aprovechando que “el país está levantando cabeza”.

El evento organizado por la principal patronal de empresarios de estaciones de servicio de España contó además con la participación del diputado socialista y expresidente de la Confederación Nacional de Distribuidores de Gasóleo, Román Ruiz, quien expresó su disconformidad con la rebaja impositiva propuesta por Mariscal, a quien recordó que la fiscalidad sobre los carburantes en España es “de las más bajas” de la Unión Europea.

La propuesta de Ruiz Llamas para reducir el precio de los carburantes consiste en ejercer “un mayor control del oligopolio, limitando a un máximo del 25% las ventas autorizadas para los mayoristas en cada provincia” (actualmente esa cuota se sitúa en el 30%).

No al céntimo sanitario

En lo que sí coincidieron ambos políticos fue en su rechazo al tramo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos. Tanto Mariscal como Ruiz se mostraron partidarios de eliminar el comúnmente conocido como “céntimo sanitario”, en tanto en cuanto se trata de una tasa que introduce elementos de distorsión de la competencia entre las diferentes autonomías.

Y ello a pesar de que varias comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular mantienen el polémico impuesto autonómico y de que Aragón, autonomía presidida por el socialista Javier Lambán, ha implantado el céntimo sanitario hace apenas unos días en contra de la corriente mayoritaria en la mayoría de las regiones, que o han eliminado o han reducido significativamente la tasa.

Control a las cooperativas

Los diputados del PP y del PSOE también han coincidido a la hora de comprometerse a “mejorar la capacidad de los reguladores y de los inspectores” para saber por qué a las cooperativas no se les aplica los mismos niveles de exigencia que a las estaciones de servicio convencionales, circunstancia que, tal y como ha subrayado Román Ruiz, está propiciando la generación de “una red paralela” que “no compite en igualdad de condiciones”.

Preguntados por varios de los asistentes a la jornada acerca de la proliferación de gasolineras desatendidas, tanto Ruiz como Mariscal han subrayado la necesidad de velar para que cualquier nueva instalación de suministro que entre en funcionamiento cumpla con los estándares exigibles de seguridad y respeto medioambiental.

La jornada, patrocinada por BP y Copermática, reunió a 120 asistentes provenientes de diferentes empresas de distribución de carburantes, petroleras, sindicatos y asociaciones sectoriales, así como a altos funcionarios del Ministerio de Industria y de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).